Josefina Guilisasti
1963, Santiago, Chile

La propuesta de Josefina Guilisasti ha explorado el cruce entre arte, patrimonio y cultura material, buscando –desde la objetualidad– diferentes aproximaciones críticas al tiempo. A partir de estas aproximaciones ha construido imágenes y ha escenificado objetos a través de instalaciones, videos, fotografías y pinturas. El medio pictórico y sus desplazamientos, sin embargo, y en especial el género de la naturaleza muerta, han sido la matriz principal de su obra.

Las producciones artísticas de Guilisasti se interesan por el rescate histórico, así como por los saberes y conocimientos tradicionales, estableciendo diálogos interdisciplinarios que incluyen la historia, la antropología, la geografía, la artesanía. La estrategia que vemos en su trabajo recurre a la serialidad y la reiteración. El objeto patrimonial, uno de sus principales intereses, encarnaría aquella deuda impaga e impagable con el pasado, siendo contenedor de una paradoja clave en nuestras sociedades contemporáneas, la de vivir entre el olvido y la “musealización”, entre la amnesia y la acumulación.

 

En su búsqueda reciente, y mediante trabajos colaborativos con cultores y especialistas, se ha ido explicitando en su quehacer un esfuerzo por desplazar la autoría. Es una práctica expandida que se ha focalizado en el testimonio y en la valoración de los conocimientos y las redes de trabajo ligados a la artesanía. Concibiendo y propiciando para el arte una herramienta de registro sensible, esta cara de la investigación de Josefina Guilisasti ha involucrado progresivamente el trabajo de campo y la “salida a terreno”, instancias en las que la artista entabla un diálogo directo con los agentes y productores de la cultura material e inmaterial.